¿Eres palmera o roble?

¿Eres palmera o roble?

¿Qué debilidades crees que te caracterizan?

Si te sientes vulnerable o extremadamente triste, si el estrés te domina o dirige tus relaciones personales, si te sientes que la soledad, la enfermedad, el abandono, la pobreza…todas o algunas de estas situaciones dirigen tu vida. Si has sufrido abusos, maltratos, trastornos psicológicos tú o los de tu alrededor, si los miedos y la desesperanza te dominan ¿Verdad que en ocasiones te sientes como ante un callejón sin salida? No te voy a dar una fórmula mágica, porque no existe. Pero si te puedo hablar de que hay personas resilientes. Tal vez tú lo seas.

Son aquellas personas que, con vivencias durísimas, consiguen salir adelante e incluso triunfar. Como nos gusta el 10, busquemos diez claves que esas personas tienen:

  1.  En su vida buscan el amor, empezando por el amor propio. Si quieres que te quieran, empieza por quererte.
  2.  Busca tus fortalezas, aquello que los demás admiran de ti o en lo que tú te sientes fuerte.
  3.  Encuentra personas de apoyo: tus papás, profesores, amigos, personas que te ayuden a buscar horizontes y te aporten.
  4.  Siempre hay un lado positivo. Puedes elegir cómo sentirte: trata de ver lo mejor de la realidad.
  5.  Sé resistente al estrés, a las situaciones que te dominan. Todos los problemas tienen una oportunidad.
  6.  Busca comunicarte con los demás. Las personas necesitamos estar con los otros, relacionarnos.
  7.  Aumenta la confianza en ti. En ese diálogo interno que tenemos siempre con nosotros mirar, cambia la forma de hablarte, mira tus virtudes.
  8. Fíjate retos que puedas conseguir y lucha por ellos, comprométete en su logro y verás qué bien te sientes. Mira los retos como oportunidades para superarte.
  9. Actívate, no esperes que lleguen las situaciones. Estudia, habla con otros, escucha programas de radio, televisión, en internet que sean interesantes, lee, haz deporte, baila,….
  10. Vive con determinación: los objetivos los irás cambiando. En ocasiones te interesarán unas cosas u otras porque cada etapa de la vida tiene sus necesidades. Estate pendiente de escuchar lo que necesitas, lo que te apetece y ve a por ello. En muchas ocasiones, no es tanto el resultado como el camino para llegar a conseguirlo.

Vaya, dije que no había receta mágica y de verdad que no la hay a pesar de esta lista. Porque cada uno la irá dando forma a su manera.

¿Por qué el título?

Se lo tomé prestado a mi mamá. Cuando le iba con algún problema, ella me decía: “No pretendas ser como un roble, que parece fuerte y luego llega un rayo y le destroza. Aprende a ser como una palmera, que ante la tormenta se ondula, se dobla, pero no se rompe. No tengas problema en llorar, sentir intensamente, patear…. Pero después de eso, busca ideas para salir adelante.

Y como me lo contaron a mí, yo te lo cuento.

Eso es la resiliencia, la capacidad que tenemos de vencer las adversidades. Elige ¿qué eres? ¿Palmera o roble?

Nuria Marín Pla
Asociación MEJOR IGUAL – España

SHARE IT:

Comments are closed.